CIDH declara por primera vez la vulneración del derecho a la estabilidad laboral

CIDH declara por primera vez la vulneración del derecho a la estabilidad laboral

- in Nacionales
0

Una fecha histórica se llevó a cabo este 13 de noviembre de 2017, ya que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hizo valer el derecho a la protección laboral sobre un despido injustificado, el cual estaba siendo violado por el gobierno peruano.

Se trata de un trabajador  llamado Alfredo Lagos del Campo, quien laboraba en la empresa Ceper Pirelli, y fungía como presidente electo de la Asamblea General del Comité Electoral de la Comunidad Industrial, y que después de vertir declaraciones en un revista llamada “La Razón”, denunciando irregularidades del directorio de la empresa, fue primero sancionado y posteriormente despedido.

La CIDH  analizó el derecho a la estabilidad laboral de conformidad con el artículo 26 de la Convención Americana, así como en la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Declaración Americana sobre Derecho y Deberes del Hombre, determinando finalmente que el Estado de Perú había violentado los derechos laborales del trabajador.

La Corte dictaminó que el Estado peruano avaló una restricción al derecho a la libertad de pensamiento y de expresión de Lagos del Campo, ya que se le restringió su libertad de expresión, por haber declarado cuestiones de interés público cuando fue entrevistado por el medio de comunicación escrito.

Así mismo, se irrespetó la liberta de asociación, ya que se impidió a Lagos del Campo, continuar con su cargo de representación de los trabajadores y acudir a la reunión del Comité Electoral que él mismo había convocado.

En lo que respecta al derecho de acceso a la justicia, la Corte observó que Lagos del Campo interpuso al menos siete recursos judiciales y solicitudes ante órganos judiciales en el ámbito interno, con el fin de anular la decisión de segunda instancia que consideró su despido como regular.

Al analizar la respuesta judicial la Corte Interamericana consideró diversas irregularidades y omisiones, por lo que concluyó que el Estado había violado los derechos a las garantías judiciales y protección judicial.

En vista de estas violaciones, la Corte ordenó como medidas de reparación que se publique la sentencia y se indemnice al demandante por el daño material sufrido, lo cual incluye los salarios que dejó de percibir, la pensión de jubilación y los beneficios sociales correspondientes.

Esta declaración de la CIDH constituye una victoria en materia de defender los derechos laborales de los trabajadores, que en muchas veces son violentados en distintos países del mundo. La legislación laboral está sustentada por organismos internacionales que solucionan conflictos, siempre y cuando estén basados con argumentos válidos en favor de las personas afectadas.

 

You may also like

Ruben Villeda candidato a diputado quien nos brinda las mejores propuestas en medicina ortopédica para Honduras

  Este 26 de noviembre se realizarán las