Editorial; Los desaciertos de la MACCIH

Editorial; Los desaciertos de la MACCIH

- in Nacionales, Opinión
0

La Misión de Apoyo y Combate a la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), parece haber perdido de vista el rol que debe jugar como Organismo de acompañamiento y auditor de las políticas anti corrupción en Honduras, bastante débiles e inaplicables por cierto.

Y decimos que “parece haber perdido el rumbo” porque en los últimos meses, se ha involucrado en la recolección de información sobre múltiples casos y denuncias, sin profundizar ampliamente en ninguna, la más reciente, la denuncia en contra del Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca.

Las declaraciones del vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor, relacionadas con este proyecto, provocó la inmediata reacción del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), cuyo asesor legal, acusó al organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) de promover e incitar el odio entre la sociedad.

La protesta del COHEP se fundamenta en que el vocero de la misión mencionó en los medios de comunicación los nombres de varios empresarios hondureños, en lugar de acudir a las instancias legales correspondientes para presentar la respectiva denuncia, si es que la había.

Situaciones como esta, y otras, como el involucramiento de la MACCIH en programas de capacitación a los partidos políticos, especialmente al Partido Nacional, en lo relacionado con la Ley de Política Limpia, hacen que este organismo anticorrupción, se olvide de los temas fundamentales, a través de los cuales se generó su llegada al país, y derive en situaciones superficiales.

Desde su llegada al país, la OEA-MACCIH, despertó enormes expectativas entre los que creemos que es urgente adoptar de inmediato acciones concretas y contundentes en contra de un flagelo que como la corrupción, atenta contra la institucionalidad jurídica y limita las posibilidades de desarrollo social y económico de los hondureños.

Sin embargo, a poco más de una año de operatividad, parece que la MACCIH no encuentra la ruta correcta para desarrollar su labor a pesar de que en su documento de constitución, se establecen claramente sus objetivos.

Mientras el organismo sigue derivando su actuar en aspectos puramente burocráticos, se está perdiendo el tiempo de establecer acciones concretas en casos puntuales y que son de interés prioritario para la población.

Recién hasta después de un año la MACCIH ha vuelto a pedir, muy ligeramente por cierto, la derogación de la Ley de Secretos Oficiales que limita desde todo punto de vista, las investigaciones relacionadas con la conducta administrativa de los altos funcionarios públicos.

Muy poco se conoce si la MACCIH ya tiene el diagnóstico sobre el estado de la justicia en Honduras, una de las primeras acciones que se dijo que harían, o el procedimiento para la conformación del observatorio de la justicia, también contemplado como una de sus estrategias de inicio.

La Misión debe enfocarse en casos concretos, establecer una agenda y darle seguimiento hasta terminar punto por punto, de lo contrario, seguirá dilatando esfuerzos en muy pocos resultados.

You may also like

Atic captura a expresdiente de CAH Olvin Mejía, por millonario desfalco

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) dio