Ética,desvalorización y reinvención profesional

Ética,desvalorización y reinvención profesional

- in Nacionales, Opinión
0

Por: Aldo Romero
Periodista y catedrático universitario

@aldoro

En los últimos años he invertido buena parte de tiempo en promover mediante charlas y conferencias, el fortalecimiento de la ética profesional y las buenas prácticas en el ámbito laboral, como elementos indispensables para regular las actividades desarrolladas en el marco de una profesión específica.

Contrario a su aplicación a nivel particular, que no es coercitiva, la ética en las profesiones, es regulada por códigos que sugieren y recomiendan prácticas deseables para el buen desempeño y condenan aquellas de carácter tendencioso  y que aunque en muchos casos no son tipificadas como ilegales, desnaturalizan la honestidad de las personas y el profesionalismo diligente.

En lo que se refiere a la relación entre empresa y colaboradores, la ética profesional actúa en ambas vías de manera simultánea, el trabajador debe desarrollar una conducta  profesional que defina la lealtad a su centro de trabajo, profesión y colegas, y  la empresa por su parte, deberá fundamentarse en valores organizacionales que faciliten al trabajador orientar su comportamiento en base a normas y directrices identificadas con los deberes de su profesión.

Uno de lo cuestionamientos que a menudo hacen muchos profesionales, es que hay un fenómeno casi generalizado de “desvalorización profesional”, promovido por un lado, por empresas que cada vez están pagando menos salarios a cambio de capacidades específicas y complejas, y por otro, profesionales de las distintas áreas que utilizan la influencia de su actividad para obtener beneficios particulares en detrimento de las buenas prácticas.

La desvalorización profesional le está haciendo mucho daño a los trabajadores y a sus familias, esta es una de las principales causas generadoras de desempleo, del mismo modo, las empresas están sacrificando sus niveles de competitividad ya que al no pagar a profesionales lo que realmente debe ser por su trabajo prefieren pagarle menos a personas inexpertas o practicantes a quienes finalmente contratan con un sueldo mínimo.

Este panorama desalentador influenciado por una nueva realidad salarial pone en riesgo la conducta ética profesional, a esto se suma el exceso de la oferta laboral que hace que muchos trabajadores se decidan por aceptar un empleo en el que el salario está muy por debajo de la experiencia y capacidad adquirida.

Ante este escenario, más que un problema también se plantea una oportunidad, un buen profesional debe tener la capacidad de salirle adelante al mercado laboral y no ir detrás de él, el buen profesional tiene la capacidad de mostrar que está vigente y que su concurso profesional es necesario para el éxito de una organización.

Es aquí donde entra la reinvención profesional, que no es otra cosa más que un giro radical al perfil profesional que lo hace atractivo, actualizado y preparado mediante nuevas capacidades y habilidades para enfrentar con éxito los nuevos retos globales que exige el mundo laboral.

Reinventarse profesionalmente es descubrir mediante un cambio de mentalidad y de actitud, puntos fuertes y elementos creativos que nos permitirán diseñar un plan de acción orientado a encontrar la plenitud profesional y la satisfacción salarial en algunos casos y la transición hacia el emprendedurismo en otros. La capacidad de reinventarse es entonces la única alternativa para enfrentar el problema de la desvalorización profesional y la discriminación salarial.

You may also like

Colegio de Periodistas de Honduras presenta denuncia por campaña contra agremiados

El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras