El silencio al defender nuestros derechos constitucionales

El silencio al defender nuestros derechos constitucionales

- in Opinión
0

158x240xfoto-de-portada-hebert-jpg-pagespeed-ic-trjyzduqjw

 

Hebert Maradiaga / Estudiante de Comunicación Social y Pública

 

La población hondureña vive sometida ante diversas injusticias en distintos ámbitos de su vida diaria. Es habitual observar reclamos por parte de ciudadanos al recibir malos tratos en diversas áreas, como ser, en lo laboral, la salud y la educación, violentándose sus derechos como ciudadano, los cuales están estipulados en la Constitución de la República.

La carta fundamental del Estado, llama a la ciudadanía a respetar cada uno de sus artículos, ya que es la ley que rige la forma de vida en que todos los hondureños debemos vivir. Sin esta ley la nos encontraríamos desprotegidos.

Se dice que por cada 10 hondureños, siete desconocen las leyes de nuestro país, y en consecuencia, nos dejamos amedrentar por cualquier situación que nos impongan.

En ciertas circunstancias tenemos el mismo problema como nación, ya que muchas veces nuestra soberanía ha sido violada por países vecinos, desconociendo el derecho que tenemos de protestar ante instancias internacionales.

En caso de conocer y exigir nuestros derechos, existe un temor generalizado a la hora en que querer hacer prevalecer la ley. El temor a ser despedidos de nuestros trabajos o en muchas veces a perder nuestras vidas.

De acuerdo al artículo número uno de nuestra Constitución, establece que Honduras es un Estado de derecho, para que sus habitantes gocen de la justicia, la libertad, la cultura, el bienestar común, económico y social, algo que no es cumplido a cabalidad en estos días.

Tenemos nuestras garantías constitucionales, que son un conjunto de seguridades jurídico institucionales, que son hechas por el Estado para los hombres. El fin supremo de la sociedad y del Estado somos todos nosotros, el cual nos indica que tenemos derecho a tener un buen servicio de salud, educación, trabajo digno, seguridad y todo aquello que nos permita vivir en un país para el bien común.

El artículo 40 de la Constitución de la República, nos dice que como deber de ciudadanos, tenemos que cumplir, defender y velar para que se cumpla la constitución y las leyes. No debemos ser tibios a la hora de defender lo que nos corresponde, ni dejarnos someter ante personas que violenten lo que dice la ley, de esta manera viviremos en un país digno para todos.

You may also like

Un hombre tomó de rehén a dos empleados un centro recreativo en Inglaterra

Un hombre armado con una escopeta recortada tomó este domingo