Críticas al PSG y a sus jugadores por abusar del avión

El París Saint Germain (PSG), así como alguno de sus jugadores, en particular el argentino Lionel Messi, son objeto de críticas por abusar del uso del avión, en un momento en que, en plena crisis energética, se ha reavivado en Francia el debate sobre el costo ecológico de ese medio de transporte.

El director de la división de larga distancia de la compañía ferroviaria francesa SNCF, Alain Krakovitch, es uno de los protagonistas de esta ofensiva con un mensaje en su cuenta de Twitter muy comentado en los medios en el que señala el hecho de que el PSG hiciera en avión el desplazamiento a Nantes para jugar su partido de liga del pasado sábado.

Krakovitch hace notar en el mensaje publicado este domingo que hay trenes de alta velocidad de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) que cubren el trayecto París-Nantes en dos horas.

Aprovecha para renovar la propuesta que había hecho su empresa al club de la capital francesa «adaptada a sus necesidades específicas» en términos de «seguridad, rapidez, servicios y eco-movilidad» para cubrir sus trayectos en tren.

El directivo de la compañía ferroviaria contrapone esa oferta a un vídeo grabado por alguno de los jugadores del PSG en el que se ve a Neymar y Marquinhos en el avión que los llevó el sábado a Nantes, una ciudad que está a menos de 400 kilómetros de París.

La ministra francesa de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, ha dado su apoyo a la propuesta de la SNCF para transportar a los equipos de fútbol en sus desplazamientos por Francia y ha puesto un ejemplo español para justificarlo.

En concreto, se ha referido en declaraciones a la emisora France Info a «la colaboración que existe entre el Real Betis y Renfe» con la que el equipo sevillano ha obtenido tarifas preferentes para los jugadores, el equipo técnico y los dirigentes en sus viajes en tren por España para disputar partidos.

La ministra ha insistido en que hay que cambiar algunas cosas para reducir la huella de carbono en la actividad deportiva.

El pasado viernes había sido la ONG antiglobalización Attac la que había cargado contra Messi dentro de una campaña en las redes sociales contra los vuelos privados.

Bajo el título «Los ultra-ricos destruyen el planeta», Attac hizo notar que «de junio a agosto, Lionel Messi ha realizado 52 vuelos con su avión privado, es decir 1.502 toneladas de CO2 (dióxido de carbono). Es tanto como un francés en 150 años».

La ONG se quejaba de que pese a todo para la ministra de la Transición Energética, Agnès Pannier-Runacher, los que quieren restringir el uso de los aviones privados se equivocan.

Fue precisamente su colega, el ministro de Transportes, Clément Beaune, el que contribuyó a relanzar el debate sobre esos vuelos privados, a mediados de agosto, al indicar que estudiaba algún tipo de regulación y que lo más conveniente y lo más eficiente sería que eso se consensuara a nivel europeo. 

Leave a Reply