EDITORIAL: “El regreso de la Alianza y la incertidumbre política”

El año 2021 ya casi termina, pero no se irá sin antes tener definido quien será el próximo presidente de la República de Honduras, que gobernará la nación. Las elecciones generales se realizarán el 28 de noviembre, donde todos los hondureños están llamados a decidir su futuro en las urnas.

A 45 días para que ese día cívico llegue, la última noticia del momento en términos políticos, ha sido, sin lugar a dudas, el anuncio de la candidatura o alianza política de Xiomara Castro del Partido Libertad y Refundación (Libre) y el candidato de la Unidad Nacional Opositora (UNOP), Salvador Nasralla, para que de una vez por todas, derroten al Partido Nacional.

Buscando un antecedente de esta misma corriente política de unión, es de remontarse a las elecciones generales del 2017, donde el candidato era Salvador Nasralla. La victoria no pudo concretarse frente al oficialismo, ya que la Alianza, solo consiguió un 41% de los votos, frente a un 42.95% del Partido Nacional. ¿Tendrá la oposición más fuerza que hace cuatro años? ¿Faltará la unión de Yani Rosenthal?

Pero la conformación “de hecho”, entre Libre y la UNOP, denominada como la “Alianza del Pueblo”, no es del todo aceptada por la mayoría de las personas que son partidarias a Xiomara Castro y viceversa, ya que las posturas de los candidatos no son las mismas, o no concuerdan. La incertidumbre está en cómo irá ahora la papeleta electoral. Este último punto, entre otros, queda a la espera de un pronunciamiento oficial por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), para que reafirme dicha unión y cómo quedará todo para las elecciones.

Esta alianza por los momentos, solo tiene un propósito; sacar al actual presidente Juan Orlando Hernández del poder, pero después de eso, ¿Qué sucederá? ¿Concordarán las propuestas políticas de ambos candidatos? ¿Cuál prevalecerá más, la de Xiomara o Nasralla? El pueblo realmente puede confiar en que después de defenestrado el actual mandato nacionalista, estos candidatos darán mejores condiciones de vida? Es de saber que las cosas a la carrera y sin planeación, nunca salen bien.

El ambiente político está más candente que nunca, con un proceso electoral que se realizará con la mayor incertidumbre, dado que muchos ciudadanos no podrán votar por la falta de una tarjeta de identidad, y ahora, se suma una corriente política de alianza que no se sabe cuál será su forma de gobernar. Honduras lo que necesita es estabilidad social, algo que en este momento no la hay. Nuestro país está urgido de un cambio drástico, con ideas concretas, pero ningún candidato hasta ahora tiene la talla de lograrlo.

Leave a Reply