EDITORIAL: “Gallo gallina”

Los hondureños votaron en masa el pasado 28 de noviembre de 2021 por un cambio drástico dentro del Gobierno, eligiendo un proyecto denominado “refundación”, comandado por la primer mujer presidente de Honduras, Xiomara Castro, el cual llevaría las riendas del país, manejando temas de vital importancia para el bien ciudadano. Pero las decisiones y el trabajo a lo interno de la Casa Presidencial, al parecer las está tomando su esposo, el expresidente Manuel Zelaya Rosales.

Poco a poco fuimos viendo cómo el “asesor presidencial”, iba hablando ante los medios de comunicación y tomando decisiones en los que realmente competían a la mandataria hondureña, reuniéndose con activistas políticos que tocaban las puertas de este poder del Estado para reclamar una plaza de trabajo y ahora lo vemos tomando decisiones importantes en aspectos de inversión.

En una reciente reunión con inversionistas extranjeros, se puede ver en una fotografía al exmandatario Zelaya llevando las riendas de ese importante encuentro, y es más, se ve al “perro amarillo” sentado viendo el celular. ¿Qué hacía Milton Benítez ahí? Pues quién sabe. También algo curioso, se observa el sombrero del exmandatario en el escritorio presidencial, quiere decir que ese no es un puesto que utiliza la señora Zelaya.

La presidente Castro, solo aparece para recibir comitivas diplomáticas internacionales, lógico hacerlo, pero ya para hablar sobre temas de importancia como los económicos, de educación, salud, inversión y seguridad, no se le ha escuchado ni “pio”. Los discursos que hemos escuchado desde la presidencial, más que todo han sido meramente políticos y no los problemas reales del país.

El hecho de que la presidente Xiomara Castro no salga en los medios de comunicación hablando sobre temas de país, es una situación que realmente no se comprende. Si es que ella no sabe dominar los temas, al menos puede emitir un discurso leyéndolo, lo cual no se vería nada malo. La población debería ver a la mandataria hablar y defenderse sola, pues el 28 de noviembre pasado, la mayoría del pueblo voto por ella y no por su esposo.

Leave a Reply