EEUU anuncia nueva estrategia anticorrupción y golpea gobierno de Bukele

Estados Unidos redobló su lucha contra la corrupción a nivel global al lanzar una nueva estrategia y en el ámbito centroamericano con sanciones a funcionarios del gobierno salvadoreño, cercanos al presidente Nayib Bukele.

Mientras simultáneamente inauguraba una Cumbre sobre la Democracia, a la cual no fueron invitados los presidentes del bloque Centroamérica-4, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Primero la Casa Blanca divulgó la nueva Estrategia Nacional contra la Corrupción, donde destacan que dicho mal es un problema a la seguridad Nacional de Estados Unidos.

El director de Centros Penales, Osiris Luna, uno de los funcionarios salvadoreños sancionados. EFE/Rodrigo Sura

Este miércoles el Departamento del Tesoro estadounidense anunció sanciones contra el director de Centros Penales de El Salvador, Osiris Luna, así como el responsable de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín por corrupción y por mantener encuentros con líderes de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y el Barrio 18, a fin de reducir los niveles de violencia durante la administración del presidente Bukele.

«El Tesoro seguirá desmantelando de manera agresiva los vínculos entre las organizaciones criminales y la actividad corrupta, especialmente de aquellos en cargos que cuentan con la confianza de los ciudadanos», señaló Andrea M. Gacki, directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, en inglés).

Según Washington Luna y Marroquín «dirigieron, facilitaron y organizaron» una serie de encuentros con líderes de la pandilla encarcelados, como parte de los esfuerzos del Gobierno salvadoreño para negociar «una tregua secreta» con los jefes de la MS-13.

El responsable de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín también fue sancionado por el gobierno de EEUU por negociar con jefes de la MS-13.

El comunicado de la OFAC señala que la designación de Luna y Marroquín obedecen a la aplicación de la Ley de derechos Humanos Global Magnitsky y que “apuntan al nexo entre la corrupción pública y el crimen organizado”.

Luna también es acusado, junto a su madre, de desviar alimentos adquiridos por el gobierno para beneficiar a los afectados por la pandemia del COVID-19. Pero según la acusación del Tesoro los productos eran desviados y revendidos en el mercado privado, para lo cual contó con la ayuda de su madre, Alma Yanira Meza, según la acusación.

Leave a Reply