La crisis climática impulsa el hambre, advierte el WFP en el Día Mundial de la Alimentación

El mundo se enfrenta a un aumento exponencial del hambre debido a la crisis climática si no se toman con urgencia las acciones globales que ayuden a las comunidades a adaptarse a los choques y tensiones climáticas, advirtió el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, por sus siglas en inglés) previo al Día Mundial de la Alimentación.

“La crisis climática tiene el potencial de abrumar a la humanidad. El mundo no está preparado para un aumento sin precedentes del hambre que veremos si no invertimos en programas que ayuden a las comunidades vulnerables a adaptarse y hacerse resilientes a nuestro clima cambiante”, dijo el director ejecutivo del WFP, David Beasley.

Agregó que la crisis climática está alimentando una crisis alimentaria.

Las comunidades vulnerables, una gran mayoría de las cuales dependen de la agricultura, la pesca y la ganadería, son las que menos contribuyen a la crisis climática, pero se llevan la peor parte de los choques climáticos porque además tienen recursos limitados para mitigar sus impactos.

Situación en Honduras

En medio de la pandemia de COVID-19, las tormentas tropicales Eta e Iota, trajeron lluvias intensas que devastaron Honduras y afectaron aún más las comunidades históricamente vulnerables.

En este contexto de triple emergencia, la seguridad alimentaria se vio afectada negativamente, agravando una situación ya deteriorada para los hogares que enfrentaron pérdida de sus empleos y cosechas. Estos impactos crearon colectivamente una superposición de necesidades humanitarias para cientos de miles de personas en comunidades vulnerables de la Honduras rural como urbana que ahora enfrentan la triste realidad de recuperarse del peor desastre natural en el país en más de 20 años

La situación de inseguridad alimentaria casi se ha duplicado en Honduras, de 1,8 millones previo a la pandemia y los huracanes Eta e Iota, a 3,3 millones en la actualidad, una cifra que puede aumentar a 4,4 millones al cierre de 2021.

“Esta fecha es propicia  para agradecer a nuestros donantes, socios y aliados estratégicos con quienes trabajamos juntos para lograr el ODS #2 Hambre Cero en Honduras y reiterar nuestro compromiso de seguir trabajando por los grupos más vulnerables», dijo Etienne Labande, director adjunto de WFP Honduras.

Agregó que el PMA ha unido esfuerzos con donantes internacionales y ha brindado asistencia humanitaria a más de 900 mil personas que resultaron afectadas por las emergencias de la Covid-19 y los huracanes Eta e Iota  y más de 68 mil beneficiarios a través de proyectos de desarrollo que garanticen la seguridad alimentaria a mediano y largo plazo con la implementación de estrategias para la construcción de comunidades resilientes al cambio climático con una inversión total a la fecha de más de 22.2 millones de dólares.

Leave a Reply