Los corruptos deben renunciar, devolver lo robado y ser investigados: exrectora Castellanos

Todo el pueblo hondureño que se volcó a votar en las urnas tienen la esperanza que el nuevo Gobierno cumpla con sus promesas de combatir la corrupción y la impunidad, opinó este martes la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

La exrectora, dijo que todos los implicados o que han facilitado la corrupción en el país, sean obligados a renunciar de sus cargos al momento que entre la nueva administración.

“Yo no solamente creo que eso sería imperativo, que deban renunciar tienen que investigarlos y la legislación tiene que avanzar para que devuelvan lo que han sustraído para que devuelvan lo que se han quedado”.

No obstante, anotó que se debe tener claro que no todo dependerá del Ejecutivo, es decir que la presidenta (Xiomara Castro), no podrá hacerlo todo porque no está dentro de sus posibilidades.

En ese sentido también debe haber intervención de los órganos contralores para la investigación en lo que entra el Tribunal Superior de Cuentas y Ministerio Público y por supuesto también entra el Legislativo con la derogación de leyes que contribuyen a la impunidad.

Estas instancias judiciales pueden avanzar en una legislación que pueda hacer que las leyes sean más duras y que puedan inclusive llevar a que los corruptos devuelvan lo que se han robado, reiteró.

Voluntad para que no sea más de lo mismo

Julieta Castellanos, resaltó que en las recientes elecciones hubo un cambio significativo en la cultura política de los hondureños que reflejaron cambios significativos.

En este punto lo más notable describió la exrectora es por ejemplo que los partidos políticos no quisieron hacer, como depurar sus planillas de personas que habían sido señaladas; lo hizo la población no votando por ellos.

Por ello, la población no quiere más de lo mismo, es decir que se está a un paso de conocer si el gobierno será una extensión del Gobierno del expresidente Manuel Zelaya o será verdaderamente un nuevo Gobierno.

La socióloga advierte que es seguro que la población rechazará cualquier intento de corrupción o de los mismos vicios del presente o del pasado, por lo que deberán tener mucho cuidado en incluir en sus filas de la nueva administración a funcionarios que figuraron en el gobierno Liberal de (Mel Zelaya) u otros liberales que también han sido señalados por corrupción y que incluso se les vio un enriquecimiento injustificado.

Entonces las nuevas autoridades deben tener bien presente que «si no cumplen, habrá defraudado las expectativas de los hondureños», concluyó. 

Leave a Reply