Neutralizan estructura de tráfico de madera en el núcleo de la biosfera del Río Plátano

A través de operaciones de la Fuerza de Tarea Interinstitucional Ambiental se logró neutralizar a una estructura que operaba el tráfico de madera en el núcleo de la biosfera del Río Plátano, zona de La Mosquitia hondureña.

De acuerdo a lo informado por fuentes de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), se ejecutaron patrullajes de vigilancia en la zona núcleo de la biosfera del Río Plátano, identificando una casa de paso, construida de madera de color tipo caoba, en aparente estado de abandono.

En coordinación con el Instituto de Conservación Forestal (ICF) y la Fuerza de Tarea Ambiental se procedió a la neutralización de la estructura de madera ya que es completamente prohibido cualquier tipo de construcción en la zona núcleo siendo considerada una amenaza contra delitos ambientales por asentamientos ilegales en zonas protegidas del país.

Además se ejecutaron operaciones de reconocimiento alrededor de la estructura detectando: daños por cambio en uso del suelo, tala de cobertura boscosa, construcción de casa con madera de color, construcción de infraestructura pequeña para cría de gallinas, establecimientos de cultivos permanentes, deforestación por cultivo de maíz, vestigios sobre caza ilegal de animales silvestres (Venado o Tilopo) y deforestación por elaboración de camino de herradura río abajo.

En los últimos meses se ha denunciado la construcción de una carretera entre Wampusirpi y Krausirpi, Gracias a Dios, en la zona núcleo de biosfera.

En ese vaivén, al menos 10 haciendas, entre ellas una con un taller de carpintería con maquinaria de uso ganadero, detectada por operadores de justica, y otra mansión en el núcleo de la biosfera del Río Plátano, descubierta por militares, son parte del contexto que bordean los enigmas en la construcción de la llamada “narcocarretera” en la selvática Mosquita hondureña, donde las unidades fiscales hacen sus tareas de inteligencia e investigación.

La carretera que se comenzó a construir durante la pandemia ya avanzó 28 kilómetros desde Culmí y faltan 20 kilómetros para unir Wampusirpe con Krausirpi, ambas localidades de La Mosquitia. La intención, según actores del proyecto, es tender un lazo terrestre entre Dulce Nombre de Culmí en Olancho, hasta Wampusirpe en el departamento de Gracias a Dios para aliviar las emergencias sanitarias que se convierten en una pesadilla en la zona. El olvido y la ausencia de la mano del Estado a las necesidades básicas de las poblaciones de la región, conformadas por tolupanes, tawahkas, pech, misquitos garífunas y ladinos, ahora pone en riesgo uno de los pulmones verdes del planeta.

Las FFAA han advertido que esperan una orden judicial para proceder a la destrucción del eje carretero por significar un peligro para la zona protegida.


Leave a Reply