Plata se arrepiente de conducir ebrio y el Valladolid le da una oportunidad

El ecuatoriano Gonzalo Plata, jugador del Real Valladolid, ha afirmado este jueves que está «muy arrepentido» por el accidente de tráfico en el que se vio envuelto la madrugada de este pasado miércoles y por dar positivo en el test de alcoholemia, mientras que el club le «sancionará económicamente», aunque considera que «merece una segunda oportunidad en el plano deportivo».

En rueda de prensa en la que también ha participado el director deportivo del Real Valladolid, Fran Sánchez, el extremo ecuatoriano ha dado «gracias a Dios» de que «no hubiera daños personales» ya que tanto el conductor del taxi con el que colisionó a las 6:45 horas de la mañana en estado de embriaguez como la pasajera están bien.

Tampoco resultó herido el amigo que viajaba con Plata en el coche, el también jugador ecuatoriano Vicente Jaime, un sub-23 procedente del Independiente del Valle y que está a prueba en el Numancia, pero que no pertenece a este club. De hecho, el Independiente del Valle ha anunciado que también va a sancionar a su jugador.

«Quiero pedir disculpas a la gente de Valladolid, al director deportivo, Fran Sánchez, que es quien me trajo aquí, a mi país, a mi familia, especialmente a mi madre, porque sé que para muchos era un ejemplo y esto puede hacer que me vean de otra forma», ha indicado un afectado Plata en la sala de prensa del estadio José Zorrilla.

Según ha explicado, en el momento del impacto no vio al coche que venía, ni pudo reaccionar, ni frenar, ni esquivarlo y, tras chocar, se «asustó mucho», primero por su amigo, puesto que recibió el golpe, y después salió para ver cómo estaban el resto de implicados, con los que ha hablado, y por ello sabe que «se encuentran bien».

Preguntado por la tasa de alcohol que dio en el momento del accidente -0,60 miligramos/litro en aire aspirado-, ha apuntado que «ya ha salido en todas partes» y ha aclarado que «no tiene ninguna justificación el acto en sí, dejarse llevar por la noche sabiendo que había entrenamiento ese día», concretamente cuatro horas después.

Su preocupación se hizo patente «desde el primer momento», por los que había alrededor y, una vez se hizo pública la situación, por las repercusiones de toda índole que pudieran producirse, tanto desde el punto de vista familiar como en el social y el deportivo pero ha advertido de que esto no le va a «detener» y seguirá «adelante», reivindicándose en el terreno de juego.

«Espero que sea la primera y la última vez que me pasa algo así. Soy consciente de que, si hubiera sido peor el alcance, se estaría hablando incluso de penas de cárcel. Sé que esto es deplorable para mí, para los míos, para el club y para la afición, pero voy a enfocarme en hacer las cosas bien», ha añadido.

Ha mostrado comprensión hacia la reacción de los aficionados del Real Valladolid y de sus compatriotas «porque lo que ha pasado no ha estado bien» y, en este sentido, ha relatado que tanto el «profe» -que llama a su entrenador, José Rojo «Pacheta»-, como sus compañeros y el director deportivo, Fran Sánchez, han «hablado mucho» con él sobre lo acontecido.

Por su parte, el director deportivo del Real Valladolid, Fran Sánchez, ha confirmado que el club «sancionará económicamente» a Gonzalo Plata «en la misma proporción del grave accidente que ha causado», si bien considera que «merece una segunda oportunidad en el plano deportivo».

Tal y como ha explicado el director deportivo del club blanquivioleta, «Gonzalo Plata ha cometido un grave error que no se puede pasar por alto y el jugador será sancionado económicamente, con apertura de expediente» puesto que «representa a una entidad, más allá de los terrenos de juego».

«La actitud de todos los jugadores es fundamental, dentro y fuera del césped, porque son referentes para niños y jóvenes y deben mostrar un comportamiento acorde a unos valores. Hemos sido duros con él, y ahora hay que ayudarle para que no vuelva a pasar algo así», ha precisado.

Fran Sánchez ha indicado que se trata de «un chico de 21 años, que ha dado la cara tras lo sucedido, lo cual no es nada fácil y merece una segunda oportunidad en el plano deportivo». En este sentido ha comentado que «prescindir de sus servicios y su talento supondría perjudicar al equipo».

Otra cuestión es que «el entrenador decida si sale de inicio o no aunque, en este caso, quizá ante el Oviedo no esté en las mejores condiciones, pero ayer entrenó en el gimnasio, puesto que se pensó que era más oportuno, y esta mañana lo ha hecho ya con el resto del grupo».

Tal y como ha relatado, «cuando llegó al estadio tras el accidente estaba triste, no sé si sobrio o no, pero se mantuvo una conversación muy dura con él y no le salían las palabras, puesto que estaba afectado por lo que le decían entrenador y compañeros, con la seriedad que requería la situación pero con cariño también».

«Es un chico noble y será sancionado de forma contundente, puesto que el escudo está por encima de las personas. Confío en que aprenderá de este error y le ayudará a crecer. Es un joven con una cultura diferente y con una vida difícil y, aunque lo que ha pasado es grave, merece esa segunda oportunidad», ha concluido. 

Leave a Reply