Por 15 días siguieron a “El Tigre” Bonilla para capturarlo


TEGUCIGALPA, HONDURAS. Gustavo Sánchez, director de la Policía Nacional, dio a conocer que a Juan Carlos “El Tigre” Bonilla se le dio seguimiento durante 15 días antes de capturarlo.

Al exdirector de la Policía lo arrestaron el pasado martes durante la tarde, exactamente en el peaje de Zambrano. Luego de su captura, se le trasladó a Tegucigalpa y allí se inició con el proceso judicial.

A Bonilla lo solicitó Estados Unidos desde el mes de mayo del 2021 por delitos de narcotráfico y tráfico de armas. En ese sentido, las autoridades hondureñas ya han comenzado con el proceso.

“Hace 15 días tuvimos conocimiento de los movimientos de Bonilla. Se realizaron tareas de inteligencia que permitieron conocer que él se trasladaba entre Comayagua y Tegucigalpa. Fue entonces cuando se tendió una cerca a su alrededor”, contó el director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez, a medios televisivos.

Lea además: Irá al Primer Batallón: prisión preventiva para “El Tigre Bonilla”

Al Tigre Bonilla lo interceptaron a la altura del peaje de Zambrano.

Labores policiales y captura

El director de la Policía Nacional mencionó, además, que la captura de El Tigre se ejecutó en la carretera CA-5, en el peaje de Zambrano, a unos 40 minutos del Distrito Central.

“Hace cinco días se tuvo pleno conocimiento de cuál era su movimiento y se produjo la captura el miércoles 9 de marzo de 2022 a la altura de la caseta del peaje a Zambrano (Francisco Morazán, a 42 kilómetros de Tegucigalpa)”, mencionó Sánchez.

En tal sentido, Sánchez puntualizó que “usualmente Bonilla se movilizaba solo, sin seguridad, a bordo de una  pick-up, a pesar de que había denunciado que temía por su vida”.

Gustavo Sánchez
El director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez, explicó que a El Tigre le dieron seguimiento por 15 días.

Por otro lado, el secretario de Seguridad, Ramón Sabillón, destacó que la solicitud de extradición en contra de El Tigre Bonilla la recibió Honduras desde hace aproximadamente un año.

En ese sentido, Gustavo Sánchez señaló que era “sospechoso” que no se haya capturado a El Tigre antes. Al exfuncionario lo acusan de vínculos con el narcotráfico por, aparentemente, enviar cocaína a Estados Unidos de 2003 a 2018.

Temía por su vida

Por otro lado, Gustavo Sánchez destacó que El Tigre temía por su vida y creía que lo iban a matar. Por esa razón, hace una semana se movilizó desde Tegucigalpa, hasta la ciudad de Comayagua.

“Se tenía conocimiento que Bonilla se encontraba en el país. Debido a la inteligencia militar era imposible que estuviera en otro lugar”, sostuvo Sánchez.

El Tigre
Tras su captura, presentaron a El Tigre como extraditable y ya guarda prisión en el Primer Batallón.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.



Leave a Reply